Meditación en Voz alta

Polluelos
Cada vez que veo una publicidad como "aprender a cantar en dos semanas" "curso practico en tres días" no puedo evitar mi asombro y a la vez me entristece.

Viene en mi miente un pensamiento; polluelos que les hacen crecer muy rápido y visto y no visto, aparecen en el mercado. Todos sabemos que un pollo de corral de verdad sabe mucho mejor, diría, no hay comparación. Y por su puesto que un pollo que ha crecido en su ritmo natural es mucho más sano como alimento.

Pero en cuanto a la voz, parece que todavía no hay sensibilidad refinada como para saborear y distinguir la voz de producción natural que hecho en un proceso acelerado.

Si hay publicidad de "aprendizaje express", es por que hay demanda de ello. Los aspirantes en aprender a cantar quieren hacerlo rápido, quieren que su voz funcione en dos semanas como obra de milagro.

Cuando hice un curso de empresaria, mi tutoría me explicó que esta tendencia es muy habitual y necesario, me aconsejó que yo también organizara cursos así, en poco tiempo y que haya un inicio y un final.

"La gente necesita tener un plazo cerrado para sentir que ha hecho algo."

Me reí y deje el curso. Pero he comprobado que tenían razón al menos con algunas personas. Me han preguntado por esos módulos de aprendizaje a corto plazo y "con final feliz".

Me resulta irónico. Yo que lucho para evitar enseñanzas que encasillan a los alumnos en un marco común sin contar con la personalidad de cada uno, algunos de ellos me piden ese maldito marco. Es como los polluelos me pidieran hormonas para crecer rápido y en un tiempo controlado sin tener en cuenta su tiempo de digestión ni su metabolismo. Es la causa de mi tristeza.

¿Por qué tendría que ser rápido? Me lo pregunto.


Para mí el aprendizaje ha sido y sigue siendo tan placentero que, no me gustaría que hubiera acabado en dos semanas. Desde los 17 años vivo con mi voz, esta vivencia ha aportado tanta riqueza que no cambiaría por nada del mundo.

Yo soy como una granjera que cuido de mis polluelos, trato de conocer y comprender a cada polluelo y doy alimentos personalizados. Unos comen mucho y tienen una gran capacidad de digerir, otros comen de poco a poco. Algunos necesitan libertad, otros todavía necesitan calor. Estos cuidados son vitales para un crecimiento sano, ya no digo solo de voz, sino del Ser. No importa en absoluto cuanto tiempo tarda para crecer, lo importante es que crezca bien, y que cuando sea adulto, su voz sea sabrosa.

 ¿Por qué tiene que acabar cuanto antes? ¿Acaso el proceso provoca un sufrimiento? Me entra un escalofrío.